Situaciónes Imposibles


 
 

Juan 16:33  "Estos cosas os he hablado para que en mi tengáis paz.  En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo."  La palabra aflicción abarca cada circunstancia adversa conocida por el ser humano, sea causada por sí mismo o por causas ajenas a su voluntad.  El Señor nos enseña en Su Palabra cual es la razón y propósito de la tribulación.  Jesús no va dentro de un largo diálogo, sencillamente expresa: confiad, "Yo he vencio al mundo."

Ha habido un sinnúmero de situaciones en mi vida que me han producido intensa tribulación presentadas como imposibilidades. Les compartiré una: en 1946, hubo una situación totalmente imposible para mí. Estamos en 1998 y todavía estoy aquí en la tierra. Durante el otoño de 1946, un amigo y yo estábamos caminando por una playa desierta en la costa de Orissa, en el este de la India, hablando de la obra del Señor en la cual trabajábamos.

Cruzamos en medio de un grupo de pescadores quienes estaban desmantelando sus botes para secarlos.  El bote de dos pescadores consistían en piezas de balsa amarradas con sogas. La temperatura era cerca de 100ºF ó 34ºC y decidimos ir a nadar. El vocero de los pescadores nos aconsejó que no lo hiciéramos porque venía una tormenta.

Yo miré al cielo y no había señales de tormenta.  Tenía que aprender la lección: siempre escucha la voz de la experiencia.  En las próximas dos horas, yo iba experimentar una borrasca, una corriente submarina y una tormenta produciendo altas olas.  Yo sabía nadar muy bien, pero no tenía idea de lo que era una corriente submarina.

Las olas nos llevaron mar afuera y por la tormenta no podíamos ver tierra.  Era imposible nadar y las olas nos aporriaban hasta dejarnos exhaustas, sin fuerzas.  Si yo hubiera sabido como hacer frente a una resaca hubiera escapado.  Cuando tu estás en medio de una corriente submarina tienes tres opciones: (1) nadar de regreso a la orilla, lo cual es fatal porque lo fuerte que nada, lo más exhausto que queda y lo lejos que va, ó (2) dejar que la corriente lo lleve hasta que se disipe la comiente y nadar de regreso, ó (3) nadar paralelo a la playa hasta que pueda escapar.

Mucha gente no sabe que las corrientes submarinas tienen perímetros y pueden ser sólo de 20-30 pies de ancho. Escogiendo la primera, opción la cual parece ser la más cómoda salida para no ahorgarse.  Jesús en Su Palabra nos ha dado una completa información acerca de las corrientes de este mundo que producen tribulación y prueba.

¿Cómo pude escapar de la situación imposible de 1946?  Pensé que mi tiempo había llegado hace 52 años.  Yo no escapé por mi propio ingenio o fuerza, fue porque el Señor me trajo dentro de un estado de descanso: me alivió y me llenó de confianza.  Confiad; no luches con el descanso del Señor confia sino en El.  No te contraríes con la confusión política de esta hora; El Señor está sacudiendo cosas y lo peor que puedes hacer es tratar de establecerlas.


 

LA SEÑAL DEL HIJO DEL HOMBRE ESTA EN LA TIERRA.. confiad!


 

Don Murphy ©1998

email


  

Situaciónes Imposibles

Recommend this article to a friend.

  

   


www.tareburner.com

©1997-2017

 

[Inicio]  [Articulos]  [Poemas]  [En Espanol]  [Inspiraciones]  [Enlaces]